TODOS SON INOCENTES


Ir al Contenido

Poemas

Poemario

DESILUSIÓN

Niña de mirada dulce
niña de corazón alegre
¿qué fue de tu alegría?
¿por qué ahora te duermes?
No despierta tu ilusión
¿por qué tan triste te tiene
esa agonía traidora
que no deja que tú vueles?
Por esos campos de flores,
con esas nubes alegres,
surcando el mar con tus alas
de sirenita verde
volando con el viento
a donde el viento te lleve,
soñando siempre despierta
entretenida en tus quehaceres.
Niña de mirada dulce
¿Por qué ahora te duermes?

Publicación póstuma del libro
“Campos de siembra” obra
de María Muñoz Crespillo.


TIEMPOS DIFÍCILES

Sonriente ante la vida
tal vez llore el corazón.
Pocos conocen tus días
de sufrimiento y dolor.
Buscas una mano amiga,
mirando buscas su voz.
Quizás hoy ella te diga:
“el tiempo difícil pasó”.
Entonces tus pasos valientes
dibujarán nuevas sendas
dejando atrás los grilletes,
liberando un alma que vuela
leerás tu página siguiente.
Serás una niña que juega.

Consolación Suárez Muñoz

HAMBRE DE PAN Y DE AGUA
Hay contrastes en la vida
que te hacen reflexionar.
Hay problemas en el mundo,
por solucionar.
Hay poderosos importantes
a los que llegar,
con llamadas de atención,
y dar importancia a los niños
sin alimentar.
Con falta de agua
y ni siquiera pan.
Se pasan la vida
que corta será,
si no les llega ayuda
de otra humanidad,
nacida en países
con más calidad,
de vida y cultura
y gran cantidad,
de comida rica
que no agotarán.

Carolina Moreno Madrigal

NO ES JUSTO

No es digno que siendo
seres humanos civilizados,
que siempre se haya abusado
de los niños y las mujeres,
y de los necesitados.
Seres de malas entrañas,
explotadores malvados,
y no solo aquí en España,
pues se ven por todos lados
que abundan las alimañas.
Yo a creyentes y no creyentes,
les pediría por favor
que seamos más conscientes,
y que se tenga presente
que somos hijos de Dios.
Y advierto a esos renegados
que explotan la esclavitud,
que al ser ante Dios llamados
por este serán juzgados.
Sin piedad y con acritud
por lo mal que se han portado.

Manuel Acejo Pulido

OJOS COMO SOLES

Unos ojos como soles
que te mueven el alma
es tan grande su dolor
que te inquieta su mirada.
Se adivina la tristeza
que esconden en sus adentros
cuántas amarguras y penas
que son todos sufrimientos.
En su entorno no hay nada,
si ellos tienen sed
se beben sus lágrimas,
Pues no hay nada que beber.
Tienen que aguantar el hambre,
no hay nada que comer,
y a pesar de su corta edad
su remedio es trabajar.
Cuántos talentos perdidos
y cuántos sueños sin cumplir
se encuentran desgraciados
por nacer en ese país.
Sólo hay campos secos
donde no pueden sembrar
y de cañaverales secos y huecos
se tienen que alimentar.
Nuestros corazones se apenan,
se adolecen,
pues comprenden las razones
por las que no son felices.
Les haremos un camino blanco
para sus pies cansados
sin piedras ni atajos
para poder pasearlo.
También tendrán colegios
que son tan deseados
como la lluvia en el campo
para que madure el grano.


Bienvenida Montero Parrilla



NO PIERDAS LA ESPERANZA

Con tus ojos miras al cielo
clamando justicia divina,
esperando un soplo de aire fresco
que te traiga la sonrisa.
Cuántas cosas pasarán
y aguantará tu delgado cuerpo.
Tu corazón encogido
por las inclemencias de los tiempos.
¡Es que no hay justicia divina!
para permitir todo esto
y el corazón de los hombres,
endurecido como piedras.
No pierdas la esperanza niña triste
que alguien se debe acordar de ti
y tus ojos brillarán
como brillan los luceros.
Que tu rica tierra de brillantes
te traiga brotes nuevos
de fe, y esperanza,
para todos sus hijos venideros.

Pilar Cabeza García


NIÑO ESCLAVO
Un niño blanco, otro moreno,
¡que más da los colores!
si esclavos son de los mayores.
Unos trabajan por su vida.
Otros para alimentar alma y cuerpo.
Todos sueñan con leche y miel
y despiertan a golpes de piedra y hiel.
De sus ojos brotan gotas blancas,
ojos negros, ojos verdes,
ojos claros y despiertos,
ojos grandes o pequeños,
ojos grises llenos de melancolía.
Manos trabajadas, manos rústicas
contrastan con su estatura.
Han tocado la tierra, el yunque
y trabajan el arado.
Quieren alcanzar el cielo,
alargando su figura
pero no les han dejado,
esos que los han explotado.
Pobre niño esclavo,
mueres poquito a poco,
te han minado la alegría,
siendo tú el futuro abierto.
Siendo tú la vida misma,
pasas soledad, hambre y agonía.
Corazón dulce, mirada amarga,
sonrisa grande sin esperanza.
Andar descalzo, cuerpo desnudo
cuerpo de niño lleno de llagas.
Copos de nieve sobre el pavimento.
¿Y ellos? ¿Dónde han ido?
Siguen en la calle, pasando miedo y frío,
sin cobijo, sin abrigo, sin amor
y sin cuidados.
Pobre niño esclavo,
ya formas parte de esa legión
que están prestos a luchar
por un mendrugo de pan,
por su vida y su libertad.
Hoy quiero gritarle al mundo
esta historia que es muy vieja,
de agonías infantiles, de mutilaciones,
de llanto, tortura, guerra y queja
de tristeza y sinsabores.
Quiero gritarle al mundo
las desdichas, angustia y penas,
de todos los desvalidos
que apenas son unos niños.
¡Oh¡ humanidad ciega e ilusa,
llena estás de vanidad y orgullo.
Ya es hora de que despiertes ese león dormido
y que luchemos unidos por los niños oprimidos.
Fabiola Villacrés Rivera


INFANCIA PERDIDA
Aunque es pequeña
no recuerda cuando
comenzó a trabajar,
¡hace tanto tiempo!
Oyó que había otros países
donde los niños no trabajaban,
tenían juguetes, iban a la escuela
y no pasaban hambre.
No se acuerda si alguna vez
consiguió un descanso para jugar,
o sólo fue que lo soñó,
la tarea ocupaba todo el día.
Cuando el sol se alejaba
volvía a su casa cansada
su madre la besaba.
¡Esa era su mayor alegría!
La pobreza le robó su infancia
la obligó a trabajar
le quitó los sueños
la llenó de cargas.
Mientras esperaba la cena
cuidaba de su hermano
¡Otro bebé sin futuro!
Fantaseaba con una vida mejor,
pero no sabía cómo conseguirla.

Loly López Guerrero


PREGUNTAS EN EL AIRE

Levantas la mirada con ojos cansados,
Levantas la mirada con deseo anhelante
de otros campos,
de otras vistas.
Levantas la mirada y no ves nada.
Se esparce ante tus pies la miseria derramada.
Levantas la mirada y me miras fijamente.
Me preguntas
sin palabras,
derrumbando mi mundo con el tuyo fabricado.
Levantas tu mirada y me avergüenza la mía.

Consolación Suárez Muñoz


DENUNCIA
¿Hacia dónde miramos? Hacia donde miramos, que no vemos como sobreviven niñas y niños africanos. ¿Con que leyes contamos que permiten a los opresores poner más y más cadenas a sus indefensos esclavos? ¿Hacia dónde miramos? para no ver este drama humano. ¿Que culpa tiene su inocencia, que solo por allí nacer ya cumple penitencia? Bien debiéramos pensar que somos los demás culpables, culpables de no buscar las mil formas de ayudarles. En cambio cualquiera de ellos, estaría dispuesto a ayudarme. Seguro que lo harían solo...solo con mirarme. MIRA, VE Y NO VAYAS A OLVIDARTE.

Teresa Masero Medina


TODOS SON INOCENTES
Cuando el sol se pone, Sierra Leona
se hunde en las profundas tinieblas,
y cada noche reviven en silencio
las catástrofes que dejó la guerra.
Las niñas explotadas no cuentan
sus secretos más profundos;
para siempre los quieren olvidar,
y las persiguen los fantasmas del pasado.
Niñas con edad, solo, de jugar
a golpes les robaron la inocencia,
las humillaban, las obligaban a trabajar…
y crecieron sin darse cuenta
con las heridas sin cerrar.
Entierra tus miedos,
como enterraste tus armas.
Saca de tu cuerpo la ira y la rabia,
no digas “no puedo”
abre y extiende tus alas,
tu libertad ya no es solo un sueño
y con la sonrisa de tu limpia mirada
respira, porque ya no tienes dueño.

Lola González del Castillo


DIOS LOS DEBERÍA BENDECIR

Me da pena mucha pena
que a las alturas que estamos
aún en este mundo hayamos
personas que nos portamos
a veces peores que hienas.
Pues el hecho nos condena
de que a los niños explotamos
y amenazándoles atamos
con grilletes y cadenas
y a sufrir los condenamos.
No queremos ver la gente
que nos portamos así,
que esos niños inocentes
merecen mejor vivir.
Menos mal que las hay buenas,
buenas buenas y corajudas,
que suelen prestarles ayudas
y alivian algo sus penas
que las hay morrocotudas.
Y eso lo suelen hacer
algunas ONGs
dentro de nuestra nación
que tienen un corazón
que mejor no puede ser.
Y por este proceder
Dios les dé su bendición
porque mayor galardón
no se puede conceder.

Manuel Acejo Pulido


QUIERO VIVIR SIN HAMBRE

No tengo nada
para llevarme a la boca
y mi cuerpo alimentar.
Mis ojos lo dicen todo.
Mi carita triste está.
Mi cuerpo no desarrolla
como todos los demás.
Quiero pedir con ilusión
otro mundo donde estar,
que mi tierra dé sus frutos
y que se pueda sembrar.
Que siembren buena semilla
para poder comer pan.
Que Dios nos dió este destino,
y que lo mismo que yo,
podías haber sido tú,
pues no se elige el lugar
donde nacer y crecer,
y quiero pedir ayuda
para vivir y comer.

Carolina Moreno Madrigal


CARTA A IQBAL MASIH

Yo me manifiesto
y quiero prestar mi voz
para este réquiem en verso
de crimen y de horror.
Yo me manifiesto
y quiero prestar mi voz,
a ti niño al que callaron
tras el ansia y el dolor.
Quien fuiste sometido en silencio
por un mundo que consintió
la esclavitud de la infancia
con cobarde resignación.
Quiero decirte a ti niño,
algo que yo no entiendo,
que en pleno siglo veintiuno,
tal injusticia sigue existiendo.
Y que tu labor continuamos
y tus pasos vamos siguiendo,
para unirnos a esa tu lucha,
de la cual eres gran ejemplo.
Yo quiero con estos versos
que tu, pequeño Iqbal Masih,
si en aquel lugar del cielo
al que joven te hicieron ir,
digas si encontraste el modo
de jugar y ser niño al fin.

Francisca Díaz Barbero

NIÑOS SOLDADOS

Apenas si su cuerpo tiene fuerza
les ponen un fusil entre sus manos.
Talando sus vida, en esfuerzos vanos,
robaron de sus almas la belleza.sus ojos reflejan la tristeza,
vencidos por los vicios más mundanos.
Profanados, saqueados por tiranos
perdieron su bondad y su grandeza.este mísero mundo, mira y calla.
Nadie escucha sus gritos y gemidos
confundidos y llenos de recelos.

Pequeños cuerpos caídos en batalla
y enterrados entre un mar de olvidos...
Solo la luna llorara en sus duelos.

Carmen Pacheco Sanchez

Inicio | Organización | Manifiesto Contra la Esclavitud Infantil | Pornografía Infantil | Voluntariado | Sierra Leona | Argentina | Ayudanos | Contactar | Gestor de correo | África en la mirada | Poemario | Aviso legal | Mapa del Sitio


Regresar al contenido | Regresar al menú principal